Aditivos para nuestro vehículo ¿Que son?

<b>Aditivos para nuestro vehículo ¿Que son?</b>

Os explicamos los factores que inciden en el desgaste de un motor, y como actúan los aditivos para combatirlos.

¿QUÉ FACTORES INCIDEN EN EL DESGASTE DE UN MOTOR?

El periodo de arranque en frío

Los estudios llevados a cabo han determinado que un motor durante el arranque en frío sufre los mayores desgastes que algunos llegan a determinar en más de un 80%, considerándose como el período más crítico hasta que el motor alcanza su temperatura de trabajo.

Cuando se produce el arranque en frío de un motor, la lubricación es bastante deficiente como para disminuir el coeficiente de fricción por interposición entre las superficies sometidas a contacto, consecuentemente, esta fricción produce desgaste y la severidad de éste depende de la naturaleza de las superficies, su estado de acabado y los efectos de carga.

El efecto nocivo de las partículas es tan importante que se ha llegado a determinar que partículas de un tamaño de 6 micras en el aceite llegan a incrementar el coeficiente de fricción (ó rozamiento) en 5 veces su valor normal.

Este efecto es más acusado donde las condiciones de lubricación son más severas, en los cojinetes de biela y cigüeñal.

Una lubricación deficiente

La función primordial de un lubricante es disminuir el coeficiente de fricción por interposición entre las superficies sometidas a contacto. Su ausencia o una lubricación deficiente motivará desgastes en todos aquellos puntos necesitados de la presencia del aceite lubricante para evitar el contacto metal con metal.

El exceso de temperatura.

La excesiva temperatura afecta bastante en la lubricación, sobre todo cuando sobrepasa un valor que pueda provocar la perdida de las características del lubricante, disminuyendo su película, y llegando en algunos casos a su rotura, originando un incremento de la fricción y de superficie dañada.

Las excesivas temperaturas provocan la degradación térmica y pueden causar la polimerización del lubricante y de los aditivos ya que pueden ser inestables y transformarse en insolubles.

Los contaminantes internos y externos

En los aceites de motores de combustión interna están presentes contaminantes como agua y metales que actúan como catalizadores y aceleran la oxidación, dando lugar a ácidos, lodos, resinas, barnices y barros.

El carburante (gasolina o gasoil) está presente en los aceites usados de motores. Cuando alcanza niveles elevados provocan una disminución de la viscosidad y calidad del aceite.

La terminación de las piezas

Aparentemente una superficie puede parecernos lisa, pero vistas al microscopio presentan una serie de rugosidades. Su estado de acabado dependerá del proceso de mecanización por el cual se haya realizado.

Los factores que condicionan la fricción son el estado de las superficies (capas superficiales y el acabado), contacto superficial (zonas de contacto real y área efectiva de contacto) y los efectos de carga (naturaleza del contacto e influencia de las asperezas).

Aquí en Tarbar te recomendamos la utilización de Metal Lube, marca de primera calidad en aditivos.

¿QUÉ RESULTADOS OFRECE METAL LUBE?

Ante todo debemos decir que METAL LUBE no repara fallos mecánicos.

El tratamiento antifricción METAL LUBE reduce drásticamente la fricción en un 95%, tanto la fricción estática como dinámica, por lo que los costos de funcionamiento se verán reducidos.

Consecuentemente, el desgaste será eliminado en más de un 80% en sus variantes (adhesivo, abrasivo, corrosivo, por fatiga), por lo que los costos de mantenimiento se verán reducidos.

Reduce el exceso de temperatura generada por la fricción, preservando las propiedades del aceite lubricante.

Una menor transmisión de temperatura al agua, refrigerante, etc., evitará sobrepresiones motor y en el circuito de refrigeración.

METAL LUBE aumenta significativamente la vida de las piezas que se muevan, y extenderá la vida normal y permitirá que un motor o maquinaria trabaje más tiempo; evitando el desgaste, aún si perdiera la presión del aceite o el aceite mismo.

Evitará los problemas más severos de desgaste de árboles de levas, segmeno, pistón y cojinetes lisos (de biela y cigüeñal).

El rayado producido por los pistones y el carbón creado en la cámara de combustión serán reducidos.

METAL LUBE reduce las emisiones de hidrocarburos, óxido nitroso, dióxido y monóxido de carbono. Protege y alarga la vida del catalizador.

METAL LUBE no se verá degradado por agua, agua salada,anticongelante, refrigerante, gasolina, gasoil o por cualquier otro contaminante.

Si se utiliza de acuerdo con las instrucciones y siguiendo el programa de mantenimiento preventivo del fabricante del motor, máquina o sistema, METAL LUBE podría extender la vida, de estos sistemas haciéndolos virtualmente indestructibles.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información