Preferencias hacia los híbridos.

<b>Preferencias hacia los híbridos.</b>

Los jóvenes entre 18 y 35 años, actualmente, tienen la mentalidad puesta sobre los coches híbridos.

Un 66% de los ?millennials?, es decir, aquellos nacidos entre 1982 y 2000, probable o seguramente optarían por un coche híbrido si tuvieran que comprarse un nuevo vehículo, según el ?Estudio sobre movilidad ?millennial? en el futuro? del Observatorio Español de Conductores DUCIT-RACE. Y es que la conciencia medioambiental tiene un gran calado entre los más jóvenes: ahora, además de factores como el precio, la seguridad y los costes de mantenimiento, también se presta especial atención al tipo de energía que el coche utiliza para propulsarse.

No hay que olvidar que, según la misma fuente, el 89% de los ?millennials? actualmente tiene coche o tiene intención de tenerlo en los próximos dos años, de media, conducen 3,8 días a la semana y cerca de la mitad de estos jóvenes que tienen el permiso de conducir utilizan el coche todos o casi todos los días.

Toyota es líder

Según la misma fuente, Toyota es la marca líder en el mercado del vehículo alternativo en España: el 81% de los vehículos clasificados como Cero Emisiones y ECO según el etiquetado medioambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) son Toyota y Lexus. A cierre del año 2017, el 65% de las ventas conjuntas de Toyota y Lexus en España fueron modelos híbridos: casi 40.000 unidades de Toyota y más de 6.000 de Lexus.

* El ?Estudio sobre movilidad ?millennial? en el futuro? ha sido elaborado a partir de 2.000 entrevistas realizadas por el del Observatorio Español de Conductores DUCIT-RACE a millennials que tienen el permiso de conducción (Tipo B).

¿Que beneficios obtenemos realmente con un coche híbrido?
Es un lugar común oír decir que ?los híbridos son los coches del futuro?. La verdad es que el híbrido no es el auto del futuro? Es una realidad en el siglo XXI.

La tecnología que hace posible la existencia de este tipo de automóviles, ha sido desarrollada con el fin de generar una etapa de transición que nos llevará en un futuro no muy lejano, a utilizar coches que no necesitan combustibles fósiles.

Bajo consumo de energía
El coche híbrido combina un motor de combustión eléctrica con el tradicional motor de combustión interna.

Por norma general, el coche acude a su reserva de energía eléctrica en trayectos de velocidades bajas, en los que son frecuentes las frenadas y los arranques. Ante la falta de potencia, en ascenso o trayectos en carretera, el motor a gasolina apoya la propulsión del vehículo.

Las baterías eléctricas del auto híbrido se recargan con la energía del frenado o conectándolas a la red eléctrica. Por supuesto el consumo de gasolina o diésel es menor que el de un vehículo convencional.

Las emisiones de CO2
Las emisiones de CO2 se miden en gramos por kilómetro recorrido. La media en España es de 148 gramos. Algunos coches, sin ser híbridos, utilizan motores Eco logrando emisiones de 98 gramos? Un resultado excelente para el planeta.

Sin embargo, el mejor coche híbrido que circule por las calles españolas, difícilmente llegará a 70 gramos de emisiones de CO2. Eso sí es contribuir al cuidado de la tierra. Esta sola ventaja bastaría para considerar el uso exclusivo de estos coches.

Bajos costes de mantenimiento
En la medida en que se haga menor uso del motor de combustión interna, menores serán los costes de mantenimiento y reparación de un coche híbrido en comparación con un automóvil cien por ciento gaso dependiente.

Se estima que el mantenimiento de un auto híbrido, en el primer año de funcionamiento, está por debajo del de un coche tradicional en un 45 %. Esta cifra aumenta progresivamente con el correr de los años.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información